La escuela en Nueva Zelanda desde la mirada de dos familias Argentinas

Martino en su sala de Year 2.

Muchas veces como familia tenemos ganas de migrar y además de las dudas comunes a todos, nos surgen muchas más inquietudes con respecto a la educación de nuestros hijos fuera de nuestro país de origen…. ¿Se irán a adaptar? ¿Cómo van a hacer con el inglés? ¿Será buena la educación en ese otro país? Y así, más y más preguntas que van apareciendo.

Dos familias argentinas ya pasaron por esta incertidumbre. Viajaron a Nueva Zelanda a vivir una aventura allá por el 2018 y ahora casi 3 años después nos responden todas nuestras preguntas desde su experiencia con sus hijos en los distintos niveles educativos, desde salita de 3 hasta la secundaria.

Por un lado, Florencia viajó  a estudiar un posgrado en Business Enterprise junto a su marido, Héctor, y a sus tres hijos Marga, Martino y Berni que en agosto de 2018 cuando viajaron, tenían 3, 6 y 8 años respectivamente – no se pierdan su instagram @cincovalijas con tanta información sobre la vida en Nueva Zelanda.

Por otro lado, en noviembre del mismo año, Horacio se inclinó por estudiar el Master of Applied Health Sciences y viajó junto a su esposa, Carolina, y sus tres hijas Lisi, Briana y Melisa que en aquel entonces tenían 7, 10 y 14 años. Actualmente Lisi está en la primaria y Briana y Melisa en la secundaria.

Entrevistamos a Florencia y Carolina. Ambas familias siguen en Nueva Zelanda a la fecha. Florencia continua viviendo en Invercargill, y Horacio cursó su maestría en Invercargill y a principio de este año decidieron mudarse a Palmerston North. Abajo van a encontrar la primera parte de la entrevista, desde la guardería hasta la escuela primaria. En la Parte 2 de la entrevista, que será publicada en unos días, van a poder leer sobre la secundaria.

Pero antes de empezar con las entrevistas, queremos darles algunos datos importantes sobre el sistema educativo neozelandés:

– Hay 13 años en la estructura de escuela en Nueva Zelanda. Cada año (Year) demuestra cuántos años ha estado el chico en la escuela. La escolaridad se divide en tres etapas:

  • Primaria e intermedia:
    • Los niños de 5 a 10 años comienzan con la primaria que comprende los años escolares 1 al 6 (Year 1 a Year 6). Siguen el plan de estudios nacional que tiene un gran enfoque en lectura, escritura y matemáticas.
    • Las escuelas intermedias son para edades entre 11 y 12 (Year 7 – Year 8) y puede cursarse tanto en escuelas primarias como secundarias.
  • Secundaria: Year 9 a Year 13

– Hay 3 tipos de escuelas en Nueva Zelanda

  • Escuelas estatales financiadas por el estado: la mayoría de los estudiantes concurre a este tipo de escuela.
  • Escuelas estatales integradas: son financiadas por el gobierno, pero también pueden cobrar tarifas obligatorias. Estas son escuelas con una característica especial. Puede ser que estén dirigidas por algún grupo religioso o que utilicen métodos de educación especializada como las escuelas Steiner o Montessori. Poco más del 10% de los estudiantes del país asiste a este tipo de escuela.
  • Escuelas privadas: menos del 5% de los estudiantes concurren a este tipo de institución.

– El año escolar inicia en enero. Se divide en 4 trimestres (terms) de aproximadamente 10 semanas cada uno. Entre cada trimestre hay dos semanas de vacaciones y al finalizar el trimestre 4 los estudiantes tienen 6 semanas de vacaciones de verano.

– La mayoría de las escuelas en Nueva Zelanda están agrupadas en áreas conocidas como “zones”. Se espera que los niños asistan a la escuela que quede en la zona donde viven.

Guardería – 0 a 3 años

¿Existen las guarderías que cuiden a los niños menores de 3 años?

Flor: “Sí, existen y se llaman Daycare. Generalmente son para bebés desde 3 meses hasta los 5 años. Los más pequeñitos van a salitas especiales con sus cunas, una o dos maestras por bebé y todo climatizado y ambientado para cuidarlos de acuerdo a su edad.

Aunque desde los 3 años podrían ir al Kindy, la diferencia es que el Daycare es más personalizado. Están abiertos desde las 7 am hasta las 6.30 o 7 pm y en esa franja, dejás a tus hijos las horas que necesites. Por ejemplo, Marga siempre fue al Kindy pero cuando yo empecé a trabajar horario completo en el SIT, el Kindy solo me ofrecía cuidarla desde 8.30 am a 2.30 pm y yo entraba 8.30 am y salía 5 pm, y en el Daycare me ofrecían cuidarla desde 8 am hasta 5.30 pm.”

¿Qué horario hacen?

Flor: “Los kindy son generalmente 8.30 am a 2.30 pm (pero tenés Kindy que hacen horario de 12 pm a 4 pm también) y los daycare como ya te contaba abren todo el día, desde 7 am hasta 7 pm aproximadamente.”

Jardín – 3 a 5 años

Hay un programa para Early Childhood Education (ECE) en el que el gobierno subsidia 20 horas de guardería por semana para los niños de 3 y 4 años independientemente del estatus de su visa. Estas guarderías no cierran durante las vacaciones sino que trabajan todo el año.

El plan de estudios de ECE tiene como objetivo trabajar en los intereses y habilidades de cada niño, brindar una oportunidad para que los niños aprendan y experimenten cosas nuevas y ayudarlos a estar preparados para la escuela.

¿Cuántas horas por día asisten los niños?

Flor: “En el Kindy pueden ir las horas que quieran entre 8.30 am y 2.30 pm. No es obligatorio y no tienen que quedarse todo el horario. Hay niños que van a las 10 y regresan a casa a las 12. Es más que nada un espacio de experiencia y preparación para la escuela primaria.”

¿Pueden hacer horario extendido? ¿Almuerzan en la guardería?

Flor: “Como les comentaba, el daycare es la mejor opción cuando tenés horario extendido. Máximo hasta las 7 pm. Los nenes de 3 a 5 años comen el menú de la guardería. Los más chiquitos pueden optar entre llevar lunch o comer lo de la guardería. En el kindy, comen ahí los que permanecen en el horario del lunch pero tienen que llevar su almuerzo desde la casa.”

¿Qué aprenden? ¿Tienen materias especiales?

Flor: “Los kindy son muy estilo Montessori. Aprenden mucho a ser independientes, a resolver situaciones, pero no hay introducción a la lectura ni nada por el estilo. Aprenden a escribir su nombre, identificar números pero no mucho más. Es más una forma de comenzar a sociabilizar que un lugar para aprender contenidos. También adquieren hábitos para comer, para escuchar, para ir al baño, para escuchar un cuento…”

¿Cómo son las salitas?

Flor: “Los kindy son generalmente una sala gigante, con todo en madera y alfombra, al alcance de los nenes. Nada está alto (ni siquiera los baños, son todos bajitos) y no hay casi nada de plástico en los juegos y juguetes. Tienen sectores para jugar a los juegos de rol, sectores para armar, un sector especial tipo biblioteca, y un sector de mesas grupales para almorzar. Muchos tienen inclusive algunas camas o sofá por si los nenes quieren dormir.

Los daycare son salas gigantes, pero separadas por edad: los bebés van por un lado, los nenes de 2 y 3 por otro y finalmente de 4 y 5 en otra sala distinta.

En los kindy van todos los nenes juntos entre 3 y 5 años, no hay salita de 3, salita de 4… Es un solo lugar para todos.”

¿Qué tecnología hay en las salitas?

Flor: “Prácticamente no hay tecnología en los kindy. A lo sumo algún parlante para escuchar canciones, y suele haber un TV para poner alguna película pero solo lo hacen cuando realmente el clima es muy malo afuera o es peligroso que salgan a jugar, pero es como muy el último recurso. No hay iPads, ni computadoras, ni nada por el estilo en los kindy.”

¿Qué diferencia encontraste entre el jardín al que iba tu hija en Argentina y el jardín donde iba tu hija en Nueva Zelanda?

Flor: “Marga nunca fue al jardín en Argentina, pero sí fueron los mayores. La diferencia principal es el hecho de que van todos juntos, no hay salitas por edad. No aprenden mucho contenido pero sí se enfocan en habilidades: ser independientes, comer solos, aprender a respetar, a escuchar, a tener una serie de hábitos. Es una preparación para la escuela pero sin contenidos. No vas a ver que aprendió a leer o escribir, pero si vas a ver la tremenda diferencia en su independencia entre el momento en que empieza y cuando termina su paso por el jardín.”  

Primaria – desde los 5 años (Years 0 to 6)

Uno tiene la opción de esperar hasta que el niño cumpla los 6 años para que inicie la escuela. Los “New entrants” son los niños que empiezan en Year 1 o Year 0. Generalmente si empiezan durante el primer cuatrimestre, se los refiere como Year 1 pero si empiezan en el segundo cuatrimestre se lo denomina Year 0.

Marga con sus compañeros de Year 1.

¿Cuándo entra un niño a 1er grado?

Flor: “El niño empieza las clases el día posterior a cumplir los 5 años, independientemente del día que sea. Generalmente, el primer año (cuando cumplen 5) se llama “new entrants” o “year 0”. Es una transición entre el kindy y la escuela. Marga cumplió 5 en julio, por lo que hizo hasta diciembre Year 0 y ahora está en Year 1. Lo mismo sucede con todos los niños que empiezan como new entrants y al año siguiente pasan a Year 1 que sería el primer año “oficial” de la primaria.”

¿En qué fecha se puede empezar las clases?

Flor: “Las clases se pueden empezar en cualquier momento del año independientemente del trimestre en el que estén. Por ejemplo, en nuestro caso los chicos empezaron el 15 de noviembre y a las pocas semanas salieron de vacaciones.”

¿En qué grado están tus hijos actualmente?

Flor: “Margarita está en Year 1, Martino en Year 4 y Bernardita en Year 6 (último año de la primaria).”

Caro: “Lisi está en Year 5 (que sería un equivalente a quinto grado de la primaria), Briana en Year 8 (1ro de la secundaria) y Melisa en Year 12 (equivalente a un 5to año de la secundaria).”

¿Qué materias tienen?

Flor: “No tienen materias en la escuela primaria. La base es Matemáticas y Literacy (lectura y escritura). La escritura y lectura la utilizan como base para hacer investigaciones en historia, medio ambiente, etc. pero no como materias separadas sino como parte de Literacy. Luego hacen actividad física pero no como materia, si no como parte de la misma clase y con la misma maestra de clase. Tienen una sola maestra.”

Libreta de Year 3

¿Qué horario hacen?

Flor y Caro: “Las escuelas generalmente comienzan las clases alrededor de las 8.30 o 9 de la mañana y van hasta las 3 o 3.30 pm. Cada escuela puede variar en minutos su entrada o salida pero la cantidad de horas es la misma. No existe el turno mañana y turno tarde.”

¿Almuerzan en la escuela? ¿Llevan vianda?

Flor: “Almuerzan todos los días en la escuela a las 12.30 y además tienen Morning Tea a las 10 am y Brain Break a las 11.30 am. En el brain break sólo pueden comer fruta o verdura. No tienen comedor en esta escuela, comen en el salón, en su banco, o si el clima lo permite afuera en mesas o en el suelo mientras además la mayoría aprovecha para jugar. Tienen que llevar vianda armada desde la casa, y puede ser algo que requiera calentar. Si es así, cuando llegan a la mañana temprano deben poner el tupper en un canasto en el salón y eso va a la cocina donde se encargan de tenerlo caliente para las 12.30, y lo llevan de vuelta al salón para entregar a cada nene. En la vianda no debe haber golosinas, ni chocolates ni postres de chocolate. Tiene que ser el almuerzo, fruta, cereales, barritas de cereales, verduras, yogur o leche. Tienen que llevar su botella de agua, no pueden llevar ni jugo ni gaseosa.”

Caro: “Los chicos almuerzan en la escuela. Hay que enviarles el almuerzo o pueden comprar. Generalmente las escuelas tienen como un comedor donde pueden comprar comida así que todos los alumnos almuerzan en la escuela.”

¿Cómo es la rutina de un día normal de clases?

Flor: “Entran 8.30 y van directo al salón, no hay formación ni izado de bandera ni saludo a ningún directivo. El Morning Tea es a las 10 – 10.30 aproximadamente y el Brain Break a las 11.30. En el brain break tienen la obligación de salir del salón y caminar una vuelta completa al campo de deportes. A las 12.30 es el almuerzo y salen a las 3 pm, lo mismo que a la entrada, sin formación ni saludo, ni nada. Simplemente toca el timbre, recogen sus cosas y salen. Después cada salón tiene sus rutinas propias para salir a hacer deportes o hacer determinada actividad.”

Caro: “Generalmente empieza la maestra hablando con los niños, los saluda, cantan, toma asistencia, les muestra las noticias del día y repasan las actividades que tiene cada alumno porque todos los niños tienen diferentes tareas en el aula que las van rotando. Por ejemplo, algunos ordenan la biblioteca, otros ordenan todos los aparatos de tecnología, otros limpian las mesitas, o sea todos los estudiantes tienen actividades y cuando hacen muy bien una actividad o una tarea les dan como un “pase libre”. Este pase, por ejemplo, lo pueden usar en el recreo. Este dura 30 minutos, entonces ese pase les da 10 minutos extra para que sigan jugando en el patio. Pueden también invitar a un amigo para compartir ese tiempo extra. Entonces le dan premios por hacer muy bien su trabajo así que está muy bueno como los incentivan a cumplir con sus tareas.

El día de clases se divide en cinco periodos y tienen generalmente dos recreos. El primero es de uno 20 a 30 minutos, y el segundo recreo es de 40 minutos. Es un poco más largo ya que es cuando almuerzan.

Algo muy lindo es cuando toman lista. No se menciona el nombre del alumno y este dice Presente, sino que la maestra saluda a uno por uno y les da la bienvenida: “Buenos días, Lisi” – “Buenos días, señorita”.  Incluso muchas veces usan el mismo idioma nativo del niño para saludarlo y eso los hace sentir muy bienvenidos.

En esta escuela en particular, siempre cantan en la mañana. Es muy lindo. La bienvenida es muy linda. La primera semana fue muy difícil para Lisi. No entendía nada, lloraba, pero tuvo una contención enorme. Esto de cantar y la bienvenida que les dan cada mañana hace sentir muy bien a los niños.  

Generalmente las escuelas tienen los patios de juegos muy lindos, muy grandes. Le dan mucha importancia al juego al aire libre.  Así que todos los chicos salen a jugar y no los dejan usar tecnología durante el recreo.  Durante los periodos de estudio cumplen con sus materias.”

¿Llevan muchos útiles? ¿Muchos libros?

Flor: “En la mochila llevan el lunchbox (vianda), la botella de agua y el book bag, que es un sobre plástico con el libro del día que leyeron y un cuaderno donde se anota ese libro leído. Nada más. La lista de útiles se pide a fin del año anterior y uno tiene el mes de vacaciones de verano para comprarla. Llevan todo lo que van a usar en un año el primer día y generalmente es: cuadernos, cartuchera completa con elementos para todo el año y pañuelos descartables. Eso se lo entregan a la maestra, que guarda todo y les va entregando el material a medida que lo necesitan y utilizan. Dejan su cartuchera guardada en su propio banco todo el tiempo, por ende la mochila queda vacía. No necesitan llevar nada más durante todo el año (no te vuelven a pedir material, ni dinero, ni cosas extra) y lo que sobra a fin de año se devuelve para que lo uses al año siguiente. No usan libros de texto. Generalmente aprenden utilizando la biblioteca, y haciendo mucho research en Internet, preguntando y entrevistando. Miran documentales que la maestra prepara y de ahí toman notas. No existen los libros de texto escolares en Nueva Zelanda.”

Caro: “No, no llevan nada de útiles. Solamente llevan una mochilita con la merienda. Los útiles quedan todos en la escuela. Cada uno tiene un escritorio con una tapa que la levantan y ahí tienen todas sus cosas. Se compra los materiales una sola vez para todo el año y todo queda en el aula, incluso los libros y cuadernos.  Uno no está acostumbrado a esto ya que controlamos todo en Argentina; controlas las tareas, lo que estudiaron. Acá medio que uno pierde el control ya que no se puede revisar la tarea. No existe eso de que falta un día y le pido a otro papá que me pase la tarea que hicieron, no hay manera de hacerlo. Así que generalmente no hay inasistencias. Cada alumno va trabajando a su ritmo en su nivel así que usan diferentes libros, diferente material. No usan un mismo libro de texto o manual como conocemos en Argentina. Van avanzando de acuerdo a su nivel así que cada uno tiene diferentes tareas. Trabajan mucho en grupos, trabajan de una manera diferente y no de una manera individualista. Entonces no se puede recuperar la tarea por lo tanto es muy importante que asistan. Lo que sí se puede pedir una entrevista con los maestros por si uno quiere hablar algo en particular o ver los cuadernos.  Durante el año hay dos entrevistas formales: una antes de mitad de año y la otra después de fin de año. Ahí nos muestran los cuadernos, nos cuentan cómo van avanzando, si llegaron a los objetivos, etc.”

¿Les dan tarea para hacer en la casa?

Flor: “Es super importante mencionar la poca tarea que tienen. Generalmente es leer una vez al día algo en casa a la hora de dormir, y una tarea por semana de matemática, muy corta y una de lengua también muy corta. Les lleva menos de una hora por semana la tarea. Y nunca se da tarea para el fin de semana o las vacaciones. No tienen pruebas en la primaria, si no que los maestros van evaluando a cada nene en su evolución personal.”

Caro: “En la escuela donde iba Lisi en Invercargill le daban un cuaderno de tareas en donde tenían todas las actividades para hacer en la semana. Incluía 20 minutos de lectura por día, ejercicios de matemática y de spelling que es el deletreo de las palabras. El viernes tenía que devolver el cuaderno para que se lo corrijan y el lunes volvía a recibir el cuaderno con la nueva tarea para toda la semana. Entonces iban cumpliendo objetivos con la tarea. En esta nueva escuela donde va no les dan tarea. Igualmente les dicen que tienen que leer en la casa todos los días y que tienen que hacer ejercicios de matemática y esto se hace más difícil porque como no los obligan, es más complicado hacerlos leer. Son diferentes métodos de diferentes escuelas.”

¿Qué tecnología hay en las aulas / escuela?

Flor: “TV (Apple TV), Ipads, computadoras. Todos con conexión a Internet. También aprenden robótica a partir de ciertas apps instaladas en los ipads. Y las maestras tienen una app para comunicarse con los papas, nos envían todos los días fotos y videos de lo que hacen a través de esta app y nosotros podemos comunicarnos con la maestra por la misma via.”

Caro: “Todas las aulas tienen televisores donde pasan los anuncios y las cosas importantes que tiene que saber para el día y la semana. Usan mucho la tecnología, todos usan computadoras. En el secundario, es un requisito que cada estudiante tenga su computadora (dentro de todo son accesibles, no es difícil comprarles una computadora). Y en la primaria les dan a todos la computadora. Usan programas de matemática para hacer ejercicios, leen libros en la compu y contestan preguntas, trabajan la lectura comprensiva. También usan papel obviamente, tienen sus cuadernos, pero alternan mucho y te diría que es un 50% y un 50% de uso de computadora y cuaderno.

Una cosa que nos llamó la atención es que no usan la letra cursiva. Es más, cuando llegaron las nenas usaban la letra cursiva y les dijeron que solo usaran la imprenta.”

¿Cómo son las aulas?

Flor: “Las aulas generalmente son muy grandes, no tienen bancos uno detrás del otro sino que suelen ser mesitas que se pueden poner de manera grupal. Igualmente no las usan mucho, salvo para cuando tienen que escribir o almorzar. Las clases son mayoritariamente en el suelo, ya que las aulas son completamente alfombradas. Tienen un sector tipo biblioteca en cada salón, un sector con juegos acordes a la edad, y un sector para mirar la TV. Los salones para los más chiquitos están repletos de juegos como si fueran un jardín de infantes.”

Caro: “En la escuela de Invercargill, Lisi empezó haciendo tercer grado y el aula era enorme. Tenían en el medio una alfombra donde todos se sentaban y ahí empezaban la mañana cantando, tomando asistencia. Después se reunían en las mesas grupales donde trabajaban. Eran cuatro bancos puestos  como en ronda y trabajaban ahí con su equipo, hacían experimentos, se ayudaban en lo que necesitaban, era muy lindo como fortalecían el trabajo en equipo.

En la escuela de ahora, el aula es bastante grande y no se sientan en grupos. Se sienta uno al lado del otro, pegados, pero ya no en grupos sino que todos miran a la maestra. Casi todas las escuelas tienen alfombra. En el caso de Lisi, los chicos entran a la escuela y se sacan los zapatos así que andan descalzos en clases. Obviamente está alfombrado, todo lindo, limpio.”

¿Hay exámenes?

Flor: “Todas las semanas tienen una especia de “prueba” que es un certificate que va por niveles. Por ejemplo, deben hacer 19 ejercicios bien de 20 para pasar al siguiente stage… y si no llegan a alcanzar el nivel, siguen en ese stage hasta que lo completan. Luego les toman como una evaluación más general como para ubicarlos en los grupos internos, pero no hay una calificación y los padres no nos enteramos como les va. A fin de año nos entregan un informe anual y mencionan el nivel en el que está el niño. Por ejemplo, Marga está en Year 6 y tienen 3 categorías: por debajo del nivel 6, average o nivel promedio y por encima del nivel 6. No hay calificación numérica, no existe. Además, al final de la libreta enumeran capacidades como ser independiente con tu mochila, que seas ordenado, que puedas comprender las directivas de los maestros, y ahí van tildando lo que tu hijo ha alcanzado.”

Caro: “Los exámenes como los conocemos no existen, no es que te dicen el lunes tienen prueba de matemática y uno tiene que estar estudiando con los hijos.  La evaluación es continua, las maestras los están evaluando permanentemente para ver si llegan al objetivo, y si no llegan a alcanzarlo les dan ejercitación específica para que mejoren. La evaluación está en el aula, en el día a día. No existe el trabajo práctico como lo conocemos. Y cuando la maestra evalúa al niño, lo hace de manera individual y oral. La maestra se sienta con el alumno y se asegura de cuál es el nivel de conocimiento del estudiante. Por ejemplo, con la lectura hay un sistema de niveles por número. Para tal edad, por ejemplo deben tener nivel 18. Entonces si el chico está en nivel 16, les van dando libros específicos para que puedan mejorar su nivel y alcanzar el objetivo.  

Se entregan los informes escolares a mitad de año y a fin de año y por email, no se entrega papel. También pueden participar de concursos especiales donde les dan certificación y todos los certificados son importantes para su curriculum porque les hacen armar un CV desde el nivel intermedio para que se vayan dando cuenta de cómo avanzar en su formación académica.”

¿Se puede repetir un curso si se desaprueban ciertos contenidos?

Flor: “No, nunca repiten. Cada nene evoluciona en su propio nivel. Generalmente dentro del aula la maestra sabe en qué nivel esta cada nene y le da contenidos específicos. Es muy raro que todos estén viendo o haciendo lo mismo. Si el nene es muy bueno en matemática, la maestra le va a dar ejercicios con mayor dificultad solo a ese nene, y al que le cuesta más le va a dar ejercicios que lo ayuden a avanzar. Se manejan mucho con sistema de “stages” y eso lo van pasando de año a año. Si un nene tiene mucha dificultad en algo, la maestra pone extra esfuerzo, pero nunca repite.

La educación en Nueva Zelanda se basa no en contenidos sino en habilidades propias. Dentro de lo básico que tienen que aprender, evolucionan en función de sus intereses y habilidades. Si un nene es muy bueno en matemática pero le cuesta mucho escribir, se lo va a potenciar en matemática, porque es su habilidad. No se le va a obligar a que tenga una escritura perfecta, sino simplemente que alcance el nivel mínimo necesario.”

Caro: “No se desaprueba contenido ni se repite. Acá no hay calificaciones numéricas, es simplemente ver cuán cerca o lejos están del objetivo que se pide para ese nivel o año. Entonces se trata de fortalecer aquellos contenidos que el niño necesita para llegar al objetivo pero sigue avanzando de año, quizás un poco más lejos o más cerca del objetivo pero sigue avanzando, no lo hacen repetir de grado.”

¿Hay programas especiales / extra curriculares además de las materias generales?

Flor: “No en las escuelas, pero si un nene tiene habilidades que superan la posibilidad de la escuela de acompañarlos en su desarrollo o si tiene un interés que no puede ser cubierto en la escuela, hay espacios donde pueden ir una vez por semana a trabajar y potenciar esas habilidades. Generalmente los docentes son quienes sugieren a los papas que busquen esos programas cuando ven que los nenes necesitan otro espacio extra para desarrollarse.”

Caro: “Se hace mucho énfasis en los deportes. Pueden elegir al principio del trimestre en qué deporte quieren participar. Esto es fuera del horario del colegio. Por ejemplo, Lisi participó de básquet, touch rugby,  bádminton y fútbol. Se practican en el recreo, una vez por semana. Los mismos profesores del aula son los que los ayudan, no es que tienen un profesor de gimnasia. Y luego van a jugar partidos contra otras escuelas. Aprenden el deporte jugando. En el medio del partido el mismo referee cuando les cobra algo les va explicando qué cobró, las reglas. Los padres participan mucho. Se hace una lista con todos los padres que pueden colaborar y se le asigna las tareas como dirigir el equipo, anotar los puntos durante el partido de básquet, etc. Después de la hora de la escuela, están los partidos que son de media hora. Al principio pensaba que en media hora no iban a hacer mucho y es impresionante lo bien que usan esa media hora. ¡Acá el tiempo vale! Lo vimos en las nenas que empezaron jugando básquet y no sabían nada, y terminaron ganando el campeonato dos años consecutivos. Luego les dan certificados, medallas en cada deporte. Le dan mucha importancia a los deportes.

Además en la escuela hacían coro y tenían un conjunto de ukelele. Esto era todo en escuela de Invercargill. Acá donde estamos ahora tienen una actividad que les enseñan a tocar instrumentos.  Es un instituto aparte de la escuela que uno paga (NZD 25 por trimestre) y ellos usan media hora dentro del horario escolar una vez por semana para retirar al alumno y enseñarle música. Pueden elegir estudiar piano, guitarra, percusión.

Concierto navideño y un picnic de la escuela primaria de Briana.

¿Hay actos?

Flor: “No, no hay actos como en Argentina. Hay una sola reunión a principio de año para conocer a la maestra y a mitad de año para conversar sobre la evolución de tu hijo. A fin de año hay un acto para entrega de premios a los alumnos destacados pero no incluye actuación ni actividad recreativa ni disfraces. Es simplemente un acto formal donde se entrega un premio a cada alumno destacado. Esa es toda la actividad “social”. No se celebran fechas patrias.”

Caro: “En la escuela no hay acto de días patrios como tenemos nosotros en Argentina. Tampoco hay muchos feriados. Para recordar momentos importantes, como el día de ANZAC, los chicos estudian el tema durante toda la semana en el aula. No hacen un acto en particular. Tampoco hay izamiento de la bandera, ni existe el tema de abanderados y escoltas.

En esta escuela tienen assembly (asambleas) todos los viernes. Son reuniones para premiar los logros de la semana. Los chicos reciben certificados por lo que lograron o por lo que se destacaron durante esa semana, por ejemplo logros en matemática, en cumplir bien sus tareas, inclusive por actitudes destacadas  que hayan tenido. Los padres son bienvenidos a asistir a estas entregas de diplomas frente a toda la escuela.”

¿Qué diferencia te llamó la atención entre la primaria a la que iban tus hijos en Argentina y a donde van ahora en Nueva Zelanda?

Flor: “Justamente la educación en base a cada niño y su potencial y no en función de un curriculum que todos tienen que aprender y aprobar. Los nenes van super contentos a la escuela porque es el lugar donde aprenden en función de sus intereses. No lo ven como una obligación, lo ven como un espacio para expresarse.”

¿Hay algo más que quieras contarnos sobre la escuela primaria en Nueva Zelanda?

Caro: “El apoyo que hay para niños extranjeros es increíble. Les ponen un maestro particular que va entre media hora y una hora por día para enseñarles el idioma. Así que agarran rapidísimo el idioma nuevo, después incluso terminan enseñándoles a los padres así que por eso no hay que preocuparse para nada. Hay mucha contención, mucho apoyo a los niños extranjeros, los mismos compañeros y las maestras los ayudan mucho así que la verdad que estamos totalmente agradecidos con las escuelas de las nenas.

En las escuelas públicas se paga una donación anual de aproximadamente NZD 142 en la primaria y NZD 175 en la secundaria. Ese dinero se usa para todas las actividades extras, para arreglar las aulas y modernizar las escuelas

Acá ahora las niñas están yendo a una escuela Adventista. Una amiga nuestra manda a la hija a una escuela Católica. En este tipo de escuelas se paga lo mismo que en las estatales pero por trimestre, por lo que es un poquito más caro pero totalmente accesible. Las escuelas públicas ofrecen clases de Biblia una vez por semana. Viene gente de distintas Iglesias y les dan Biblia a los chicos que quieran y siempre tratan temas morales, no hay nada doctrinal. Estas clases son siempre con autorización de los padres porque hay muchas religiones así que por eso se aseguran de que los padres autoricen esa educación.

Algo a destacar es que tienen clases de natación. Esto es  obligatorio para todos los estudiantes de Nueva Zelanda ya que es una isla entonces se requiere que todos sepan nadar. Los  mismos profesores de clase les enseñan a nadar. Acá los maestros hacen todo: les enseñan deportes, les enseña las materias, viajan con ellos y los padres siempre ayudan.  Por ejemplo en mi caso fui toda una semana una hora por día a enseñarles a los chicos a nadar y ayudarles. Hay piletas muy lindas, climatizadas y todo esto es gratis.

Los campamentos también son muy lindos. Hacen diferentes salidas, por ejemplo a esquiar, a visitar otros lugares. Esto es algo habitual y también piden colaboración de los padres así que la próxima semana iré de campamento con mi hija más chica. Lo lindo es que estas actividades extras no se dejan para fin de año como en Argentina, que llega noviembre y diciembre y a uno ya no le alcanzan los días, ni la fuerza, ni la plata. Acá el campamento de fin de curso de sexto grado que se hace por terminar la primaria se hace el primer mes de clases; incluso las graduaciones del último año de secundaria se hacen a la mitad de año escolar. Esto es bastante diferente a lo que nosotros estábamos acostumbrados.

Algo muy importante es que los niños tienen que ir a las escuelas dentro de la zona donde viven. Entonces uno puede elegir la zona donde vivir de acuerdo a la escuela a la que quiere mandar a sus hijos. Uno puede entrar a la página de ERO – Education Review Office (https://ero.govt.nz/), poner el nombre de la escuela y se puede acceder a ver la evaluación de cada escuela,  los pro y contra, lo que tienen que mejorar, etc. entonces uno puede elegir la escuela que más le guste. Todas son muy buenas pero bueno, hay algunas que son obviamente mejores que otras.

Nosotros no tenemos nada de que quejarnos. La verdad que estamos felices, muy felices con la  educación que han tenido las nenas. Tanto en la primaria como en la secundaria ha sido increíble la experiencia.”

Secundaria – (Years 9 to 13)

Próximamente vamos a contarte todo sobre la secndaria en Nueva Zelanda en la Parte 2 de esta entrevista.


Ver también:
– La experiencia de Florencia y su familia en Nueva Zelanda.
– La experiencia de Horacio y su familia en Nueva Zelanda.
– Guía para estudiar y trabajar en Nueva Zelanda.